Se pretende modificar el planeamiento municipal

Un nuevo hotel amenaza la capacidad de carga de El Cotillo

Infografía de cómo quedaría el hotel, en la parte izquierda, que se pretende construir en primera línea en El Cotillo.
Sofía Menéndez 30 COMENTARIOS 13/10/2017 - 05:46

La construcción de un nuevo hotel en primera línea de costa en El Cotillo amenaza la capacidad de carga de El Cotillo, incrementando en un 50 por ciento la población de la noche a la mañana y desbordando los servicios básicos del pueblo. En la actualidad está en trámite una modificación del planeamiento del municipio de La Oliva porque la intención de los promotores es que el complejo turístico ocupe totalmente una calle pública. Un proyecto que, advierten sus críticos, supone una grave amenaza de destrucción del encantado de este pueblo de pescadores del noroeste majorero, como ya ha sucedido en Corralejo.

Este verano, mientras Fuerteventura aparecía en los medios de comunicación internacionales como la Isla del mundo con mayor número de turistas en relación a su población residente, el Ayuntamiento de La Oliva tramitaba una modificación de sus Normas Subsidiarias para facilitar la construcción en El Cotillo del complejo turístico, un hotel en primera línea de costa. La intención de los promotores, las empresas Jandía Esmeralda y Arcor Plan, es unir dos parcelas, que están separadas por la calle Punta Aguda, para conseguir una finca de más de 11.600 metros cuadrados de superficie. Su objetivo es construir un hotel y apartamentos con una altura de 7,5 metros sobre la rasante de la calle.

El nuevo complejo turístico generaría un significativo impacto en El Cotillo, con apenas 1.200 habitantes. Así, se estima un incremento de unos 500 turistas más al día además del personal empleado en el establecimiento hotelero. La modificación del planeamiento municipal que pretende facilitar la construcción del hotel se encuentra sometida a una evaluación ambiental estratégica. El Ayuntamiento de La Oliva sigue rigiéndose por Normas Subsidiarias desde el principio de la época democrática, sin que se haya conseguido nunca consolidar un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que hubiera dificultado estos vaivenes en la catalogación de los suelos. Ni durante los 24 años seguidos en la alcaldía de Domingo González Arroyo, ni en sus intermitentes periodos de mando posteriores, ni tampoco en las etapas de Claudina Morales, Rosa Fernández o la más reciente de Pedro Amador, ha cuajado la aprobación de un Plan General en La Oliva.

La modificación de las Normas Subsidiarias de La Oliva está impulsada por las citadas empresas Jandía Esmeralda y Arcor Plan, vinculadas al sector de alojamientos y casinos, y ha sido asumida por el Ayuntamiento con la finalidad de adaptar las ordenanzas municipales al nuevo proyecto hotelero y permitir absorber una calle pública dentro del complejo turístico. La Junta de Gobierno local tomó conocimiento de la documentación presentada por las empresas el pasado 12 de julio y la remitió a la Consejería regional de Política Territorial para que fuera remitida a la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) y se sometiera al proceso de evaluación ambiental.

Para Pedro Hernández, profesor de la Escuela de Turismo adscrita a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y experto en ordenación del territorio, proyectos como el del nuevo hotel en El Cotillo son un mazazo que acaban con el encanto y atractivo turístico bajo los parámetros que defendía el artista César Manrique. “Es dar la espalda al bien común para enriquecer a unos pocos, porque la transformación del borde costero es irreversible”, advierte. Además, destaca que “la situación de especulación que vive Fuerteventura debería hacer reflexionar a los gestores y responsables de la planificación y presentar una moratoria ante la terrible especulación que sufre la Isla”. El incremento de camas, apunta el profesor, puede poner en riesgo la consideración de un territorio como Reserva de la Biosfera.

El proyecto se pretende ejecutar en primera línea de costa, ocupando toda una calle, y se han encendido las críticas por la “destrucción” del encanto del “último pueblo de pescadores”

En El Cotillo ya han empezado a surgir las voces críticas. Silvia Valiente, vecina de la localidad y portavoz de la Asociación Tarek Taca, resalta el “disparate” que supone el proyecto ante el incremento de aguas residuales, de coches circulando y de gasto de energía, así como los problemas que se darían en sanidad, educación y vivienda para la población que tenga que venir a atender al medio millar de turistas que se alojarían en el establecimiento, prácticamente la mitad de la población actual de El Cotillo.

Uno de los principales problemas que tiene el pueblo es el abastecimiento de agua, que se vería agrandado con el aumento de camas turísticas. Algunos de los vecinos de El Cotillo consultados por Diario de Fuerteventura, que prefieren no ser citados por su nombre, no daban pábulo a la posibilidad de que se construyese el hotel. “Pero si en agosto hemos estado tres días sin agua por la cantidad de gente”, comenta una vecina. Otro residente destaca que “la depuradora nueva ya no da avío, los camiones cisterna han tenido que ayudar durante todo el verano y vete tú a saber dónde lo han estado derramando”. Una joven tercia que “la masificación conlleva matar la gallina de los huevos de oro”, y critica que “eso no les importa a los políticos que están ahora”. “Las generaciones que vengan detrás que se fastidien, pan para hoy, hambre para mañana”, sentencia. También hay quien opina que con proyectos como este El Cotillo se ve abocado a la “destrucción” del encanto del “último pueblo de pescadores”. En un momento, el debate pasa de un par de personas a un corrillo de ocho, sentadas frente a la playa de El Muellito. De todo el grupo solo había una voz discordante: un hombre de mediana edad quería más hoteles, reclamando que el pueblo fuera como Corralejo. La joven le paró en seco: “Pues vete para allá a vivir y verás que pronto te cansas de tanta pelea y tanto barullo”.


Protesta contra la construcción en El Cotillo.

Detrás del negocio

Vinculados al grupo de empresas Jandía Esmeralda, Jandía Esmeralda Management y Arcor Plan están los empresarios Luis Cabrera López, Juana María Matallana Cobos y José Gozalo Corpa. Este último fue presidente de la demarcación del Colegio de Arquitectos de Canarias en Fuerteventura. Hasta el momento, sus principales inversiones estaban en el sur de la Isla y varios hoteles en las playas de Sotavento de Jandía llevan su firma.

Una peculiaridad del expediente para cambiar el planeamiento y hacer desaparecer una calle pública es que el técnico que avala el documento ambiental es Rosendo López, que participó en el Plan Parcial SAU 8, en los Llanos del Faro de El Cotillo, donde se pretendían construir cinco hoteles y un campo de golf y que posteriormente declararon ilegal los tribunales. La batalla por aquel proyecto dio lugar a una enorme polémica y, si bien los hoteles no se construyeron, las señales sobre el terreno quedaron para siempre en forma de asfalto y farolas desplegadas sobre las dunas vírgenes, en lo que popularmente se conoce como “la calle de la vergüenza”.

30 Comentarios

NO!!!!!!
Somos una familia de Zaragoza y venimos a fuerteventura por su calma desde hace más de 10 años. NO conviertan la isla en un Mallorca-Magaluf !!!!!!
Así está el pueblo diganles ahora que no cuando en los terrenos de su alrededor esta fabricado con edificios similares ....y ya que están por favor se los pido 2 o 3 fumaderos más no vendrían mal .....lo siguiente serán casa de putas o q? Y haber si ponen un par de policías por aquí que hay demasiado relajo, que encanto tiene esto si ya lo perdió que hasta la gente de aquí hemos perdido nuestra forma de ser..etc etc etc a comer mierda que el dinerito se va para afuera un saludo
Así está el pueblo diganles ahora que no cuando en los terrenos de su alrededor esta fabricado con edificios similares ....y ya que están por favor se los pido 2 o 3 fumaderos más no vendrían mal .....lo siguiente serán casa de putas o q? Y haber si ponen un par de policías por aquí que hay demasiado relajo, que encanto tiene esto si ya lo perdió que hasta la gente de aquí hemos perdido nuestra forma de ser..etc etc etc a comer mierda que el dinerito se va para afuera un saludo
A la calle majoreros, canarios, para acabar con todos estos mangantes que están acabando con nuestra tierra.
No!!!!
El encanto de esa Isla es la tranquilidad, terminaran por masificarla... una pena!!!
Esto se veía venir, más especuladores, y acabarán también con esta isla como está Gran Canaria, desde que el turismo afloje se quedarán con las ganas, no olviden que las vacas llega un momento que no dan leche. Gente de fuerteventura manifestación ya contra este desastre, donde seguro que habrá algún político por medio y el sobre por debajo de la mesa.
Es un atentado ,,, contra la naturaleza,, basta ya.
Es un atentado ,,, contra la naturaleza,, basta ya.
Es unaberguenza que destrozen la isla
Yo creo que hacer un hotel de lujo en cotilló es beneficioso para todos..son 200 puestos de trabajo
Lo primero que tienen que hacer es adecentar,no solo El Cotillo si no tofo el municipio,que de vergüenza como está. Y lo segundo,de que vivimos aquí?,de las casetas y autocaravanas?
Marfolin, Los laguitos, la concha....van a acabar con todo.
Cambio de alcalde misma actuación. Construcción y [...].pobre Fuerteventura.
Lo que pase en el pueblo a los políticos les importa una mierda. No hay agua pues nos jodemos. El camino que lleva el pueblo puesto en manos de sinvergüenzas es ese. Hoteles. Y exprimir el pueblo.
¿Un hotel de cinco estrellas, amenaza, no entienden ustedes que una instalación de esas características el tipo de visitantes tiene un poder adquisitivo bastante grande? Lo que hay que evitar es que se degrade más de lo que está el medio ambiente, ojalá haya más hoteles de cinco estrellas y menos turismo de baja calidad, con lo cual no se vería masificado el turismo y las edificaciones para albergar al mismo
Estoy completamente en contra; van a crear 200 puestos de trabajo?? Y donde van a vivir los trabajadores..ya no hay alquileres a precios razonables por la zona norte. No tienen que destrozar otra zona de la isla para crear puestos de trabajo (aunque ahora, puestos de trabajo hay, falta gente seria y formación) antes de dar licencia para construir más hoteles a exigir que utilizan las estructuras a media hacer que están por corralejo!
Dejen en paz los pueblos maravillosos que aún quedan. Es una auténtica vergüenza que se permita realizar ese proyecto justificando la creación de empleo... Hay otras formas sin dañar las costumbres y el medio ambiente.
Hasta cuando tenemos que seguir aguantando los canarios a todos estos destructores. ¡¡¡Ni una barbaridad mas!!
Ya está bien tanta especulacion , politicos CORRUPTOS
Y donde está la ley de costas?..
Ya jodieron el Sur,Corralejo(donde quedan por demoler un par de edificios son acabar)y que han convertido en una HORRIPILANTE zona comerciañ y ahora El Cotillo.Los huevps de oro no durarán si siguen así.Ir de vacaciones a Fuerteventura era ir en busca de LA PAZ,
Lo importante es destroza la isla adi nos va
200 puestos de trabajo si y después solo 10 majoreros de 200 puestos, vergüenza que nuestros abuelos pasarán tanta miseria en esta isla q nadie la qeria sino para destierro para que ahora que hay "bonanza" se la coman los de afuera así de claro.
Basta ya.Miren Gran Canaria como está hecha y perdonen la expresión una basura por ese problema de políticos con miras cortas y bolsillo grandes.Detengamos ese atentado a esta maravillosa isla.Vamos a decir NO,NO.
No a la especulación. .queremos limpieza. .agua.policías. farmacia. .puesto de auxilio..no queremos ser copia de Corralejo están engañando al pueblo como hicieron cuando el Cotillón Beach iban a coger gente del pueblo. ..Tristemente no cogieron a nadie porque no estaban preparados para los puestos. .Manifesté monos. .pueblo unido jamás será vencido
No podemos permitir que destrocen uno de los pocos pueblos con encanto que quedan en Fuerteventura. No podemos engañarnos con la promesa de los 200 puestos de trabajo. Hay que apostar a largo plazo. Turismo de calidad y sostenibilidad para los habitantes del Cotillo. Movilización ya!
Maldita ceguera institucional ! Se trata de un atentado ecológico y mucho más.
Ceguera institucional !

Añadir nuevo comentario