OBITUARIO

Gerardo Jorge, maestro de periodistas

Foto: Gabriel Fuselli.
Lourdes Bermejo 1 COMENTARIOS 16/07/2017 - 09:31

La anécdota que probablemente contribuyó a crear el mito Gerardo Jorge entre los periodistas de la Isla discurrió durante la presidencia del Gobierno de Canarias de Lorenzo Olarte, a finales de los ochenta. Un joven Santiago Travieso no olvida la vehemencia del maestro, cuando Olarte se retrasó media hora en hacer declaraciones a los profesionales que seguían su visita a Fuerteventura. “Antes solíamos acompañar durante todo el periplo al responsable público”, cuenta. “El presidente nos convocó a una hora determinada para hacer las declaraciones propiamente dichas y, cuando llevábamos treinta minutos esperando, Gerardo se cabreó: “¡Ni presidente ni nada! Por la dignidad de la profesión, yo me marcho”, dijo, y nos retiramos todos. Creo que fue la primera y quizá última vez que la prensa ha plantado a un presidente de Canarias”, recuerda el director de Radio Sintonía, que califica a Jorge de “un amigo entrañable”.

Aquel percance trascendió de tal manera que Olarte convocó a los medios a una reunión en el antiguo Parador de Turismo para aclarar lo ocurrido. “Y Gerardo, con toda su vehemencia, persistió en sus razones, defendiendo a sus compañeros y pidiendo que nadie se riera de ellos o jugara con su tiempo. Olarte pidió perdón y aquello supuso un antes y un después porque no se volvió a llegar tarde a una rueda de prensa, ni siquiera con ‘horario majorero’”, bromea Santiago. El periodista, incluso, hace referencia a recientes episodios parecidos, en los que se ha impuesto el ‘estilo Jorge’ para hacer cumplir a los comparecientes con el horario de la convocatoria.

El cronista oficial de Fuerteventura, fallecido el pasado 7 de junio, creó escuela en la profesión por su singular estilo

El carácter que se gastaba el decano de la prensa isleña, fallecido el pasado 7 de junio en Puerto Cabras a los 83 años de edad, es una de sus señas más destacables para quienes compartieron labores informativas en alguna época de su larga trayectoria, pero también, y sobre todo, su compañerismo. “Siempre dije que, para mí, fue mi maestro”, subraya Tero Brito, corresponsal de Canarias7. “Simplemente, compartía sus informaciones. Al día siguiente, las crónicas llevaban el sello de cada cual, pero compartía la fuente”, dice Brito, para ilustrar una generosidad inédita en un periodista. Marusa Hernández, de Radio Sintonía, narra también las ‘filtraciones’ a compañeros en momentos de máxima actualidad informativa. “Bravo de Laguna (presidente del PP de Canarias en los años 90) llamaba a Fuerteventura ‘laboratorio político’, posiblemente por la cantidad de pactos de gobierno negociados en aquellos años, para los que los representantes de los partidos se reunían en secreto. Pues bien, Gerardo siempre indicaba al resto de la prensa dónde estaban reunidos”, explica Marusa, que también destaca “su voz, tan personal, su forma de contar las cosas, algo tan importante para los que hacemos radio”, dice.

Precisamente la voz del que fuera corresponsal de Televisión Española llamó la atención fuera de la Isla. “Entre las imágenes poco nítidas que emitía la cadena en aquella época y el singular tono de Gerardo, unido a su especialísimo modo de contar las noticias, uno siempre sabía que se hablaba de Fuerteventura en el telediario”, recuerda José Ramón Sánchez, delegado de Canarias7 en Lanzarote. “Para mí fue un símbolo de su Isla y el primer periodista moderno de Maxorata”, añade el también tesorero de la Asociación de la Prensa de Lanzarote y Fuerteventura, que presidió durante años Gerardo Jorge.


El cronista en un almuerzo organizado por El Correo de Fuerteventura en 1996.

Sus compañeros recuerdan su inusitada generosidad, compartiendo sus informaciones y defendiendo “la dignidad” de la profesión

La personalidad del cronista trascendía la profesión y, en muchas ocasiones, lo llevó a erigirse en defensor de los intereses de sus paisanos ante los acontecimientos que ponían en pie de guerra a la Isla. “Recuerdo que libramos en paralelo la batalla contra Cementos Especiales de Arguineguín, que pretendía hacer clínker (producto para fabricar cemento) sacando tierra del barranco de Pecenescal”, explica Tero Brito. El corresponsal compartió años con Jorge, siendo ambos los únicos cronistas de los medios canarios en Fuerteventura, Tero desde ‘El eco de Canarias’ a principios de los 70 y Gerardo en TVE, RNE, EFE, La Provincia y el propio ‘El Eco’. “Fue un rebelde de cuidado y embestía contra quien hiciera falta. Si no había noticias las ‘inventaba’. Luchaba por que se dotara de infraestructuras a la Isla en los tiempos precarios, lo que era un clamor popular”, dice Tero, que menciona las consignas de los trabajadores en Puerto del Rosario: “Ni luz, ni agua, ni pescado. Ni alcalde y delegado”, con el antiguo régimen aún vigente. Hizo visibles desde sus medios de comunicación reivindicaciones como la oposición a la extracción del clínker, o la petición de una carretera transitable hasta Jandía “donde los turistas se quedaban aislados”, recuerda Brito. “Siempre miraba por el progreso”, concluye su compañero.

En 1972, Gerardo Jorge dio una auténtica primicia mundial, cuando publicó la llegada del canciller Willy Brandt de vacaciones a Fuerteventura, un hito sin precedentes que constituyó el despegue del turismo germano en una isla apenas conocida en el exterior hasta aquel momento. “Puede decirse que era la personalidad política más importante del momento, después del presidente de Estados Unidos, y Gerardo siempre se sintió muy orgulloso de dar aquella información”, cuenta Tero Brito. Otra fecha importante en la biografía del maestro fue la concesión de la Medalla de Oro de Canarias, que le entregó en 2004 el presidente Adán Martín. Un año después, el Cabildo lo nombró cronista oficial de Fuerteventura, dos honores que supo llevar tan dignamente como defendió toda su vida el noble oficio de periodista.


Gerardo Jorge recibió la Medalla de Oro de Canarias de manos de Adán Martín.

1 Comentarios

¿ Quien olvida aquella peculiar frase: " Desde Fuerteventura, Gerardo Jorge Machín " ?.

Añadir nuevo comentario