MEDIO AMBIENTE

Barranco de los Des-Encantados: piden renovar una explotación minera en zona protegida

Sofía Menéndez 1 COMENTARIOS 10/10/2017 - 07:39

Cuando parecía que iba a terminar la entrada y salida de camiones al corazón de la Zona de especial protección de aves (ZEPA) de Lajares, Esquinzo y Costa del Jarubio, en el municipio de La Oliva, y que por fin finalizaba la extracción de áridos en uno de los lugares más bellos e impresionantes de Fuerteventura, la empresa Arenera de Góngora y Gutiérrez ha solicitado una prórroga de la explotación durante otros 30 años.

El espacio, conocido como el Barranco de los Encantados o de Los Enamorados es especialmente sensible por sus valores naturales y, además, una parte fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de zona paleontológica. La declaración se produjo en 2008, después de que se descubriera un yacimiento paleontológico de relevancia internacional para interpretar los procesos paleoecológicos y paleoambientales del cuaternario, además de ser clave para el conocimiento de la historia natural de la Isla de Fuerteventura.

La explotación arenera pertenece a Manuel Gutiérrez Ruiz, Amalia Chacón Negrín y María Concepción Góngora Chacón y se concedió en 1990 durante tres décadas, por lo que solo faltan tres años para que concluya su vigencia. Ahora, pretenden que el Gobierno de Canarias les conceda otros 30 años más. Aseguran que el “yacimiento” que “queda sin explotar” ocupa una superficie de 801.700 metros cuadrados y dividen el terreno en siete zonas. En la documentación presentada al Gobierno estiman las “reservas seguras” en al menos 1,5 millones de metros cúbicos y su valor, a doce euros el metro cúbico, ascendería a 18 millones de euros.

Una empresa pretende que el Gobierno le prorrogue otros 30 años una concesión para explotar el conocido como Barranco de los Encantados, en un área de especial protección de aves

La explotación minera ha estado envuelta en la polémica desde hace años. El grupo ecologista y cultural Agonane denunció la destrucción del cauce del barranco en 2004. Ya en aquellas fechas, la federación Ben Magec solicitó la paralización total de la actividad minera. Joachim Hellmich es miembro del comité de aves esteparias de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y ha realizado estudios de la avutarda hubara durante más de 15 años en Fuerteventura. Sobre la posibilidad de que esta cantera se siga explotando otros 30 años, dice que “sería un disparate”, pues a lo largo de sus estudios “una de las principales causas de molestias para las aves esteparias en peligro de extinción, sin lugar a dudas, ha sido esta actividad”.

El lugar forma parte de la Red Natura 2000 de la Unión Europea y, si el Gobierno de Canarias accede a ampliar treinta años la concesión, los grupos ambientales ya han adelantado que denunciarán el caso en Bruselas. La hubara es una especie en peligro de extinción y la propia empresa reconoce en su documentación que el área en la que se encuentra la cantera “es hábitat” de la especie.

Valores paleontológicos

La profesora de paleontología Carolina Castillo, de la Universidad de La Laguna, elaboró alegaciones solicitando que se declarara Bien de Interés Cultural todo el barranco. Advirtió que la delimitación aprobada era “insuficiente” y que no abarcaba “toda la extensión del yacimiento”, así como que en la parte norte también existen paleodunas. Su desaparición, resaltó la experta, representa la pérdida de información valiosa sobre la Historia Natural de un periodo de tiempo que solo está representado en esas paleodunas con fósiles. Una daño irreparable.

Erosión imparable

La modificación de las condiciones naturales de la cabecera del Barranco de Los Encantados por la extracción de arena ha incrementado la erosión y posterior depósito de otros materiales, lo que implica la pérdida de un extraordinario yacimiento paleontológico. “La extracción de arena”, resaltaba la profesora Carolina Castillo hace más de una década, “ha sido tan brutal en la cabecera del barranco que ha modificado el cauce del mismo, lo que impide su drenaje natural, modificando la red hidrográfica, y las condiciones medioambientales de la zona”. Expertos universitarios han pedido de forma reiterada el cierre inmediato y total de la explotación minera, así como la prohibición de que entren vehículos a la zona de la cantera para evitar más pérdidas de arena.

1 Comentarios

Fuerteventura tiene que quedarse tan ... a lo natural .... no siempre puede arruinar a todo el hombre .... ya la nueva carretera es una ofensa a esta isla y su belleza .....

Añadir nuevo comentario