ENTREVISTA | Daniel Díaz

“En Fuerteventura no hay políticas sociales eficaces que ayuden a la gente”

Foto: Carlos de Saá.
Eloy Vera 1 COMENTARIOS 16/07/2017 - 09:13

Es cura acompañante de Cáritas en Fuerteventura. La ONG ha visto cómo ha mermado el número de peticiones de ayuda en la Isla en el último año. Aún así no baja la guardia y sigue reclamando servicios como un albergue municipal, una vieja demanda que las administraciones públicas siguen sin dar respuesta. Mientras tanto, la gente duerme en bancos o en la playa. Según este sacerdote, “no hay políticas sociales eficaces que ayuden a la gente en Fuerteventura”.

- Hace unas semanas Cáritas presentó la memoria de su actividad relativa a 2016 en Canarias. ¿A cuántas personas atendió la ONG en Fuerteventura el pasado año?

- En 2016 atendimos a un total de 515 personas en toda la Isla, unas 200 menos que el año anterior. Ha ido bajando el número y uno de los motivos ha sido la coordinación de los servicios sociales. El perfil ha ido cambiando. Hemos ido potenciando las plataformas de coordinación con los servicios sociales de los ayuntamientos. Antes venían desesperadas, sin saber qué hacer. Estas coordinaciones y recursos, con centros de salud, Cruz Roja… han hecho que el perfil vaya rebajándose. Ahora intentamos atender a los últimos de los últimos, aquellos a los que los derechos no les llegan.

-¿Cuál es el perfil de personas que acude a las dependencias de Cáritas en Fuerteventura?

- En la Diócesis de Canarias (Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote) tenemos un perfil común. Hemos visto que una de cada dos personas a las que atendemos no tiene ingresos de ningún tipo; una de cada cuatro no tiene asegurado el derecho a la vivienda; ocho de cada diez posee estudios obligatorios o inferiores a los obligatorios; ocho de cada diez están desempleados y seis de cada diez tienen entre 40 y 59 años de edad. Hay personas extranjeras y también de Fuerteventura, aunque un poco menos. Los extranjeros acuden mucho por falta de documentación. Al no cumplir los requisitos no tienen la oportunidad de acceder a las ayudas.

- Otro de los dramas al que Fuerteventura no vive ajena es el de los sin techo…

- Hay personas sin hogar en toda Fuerteventura. Hay dos núcleos más fuertes: uno en Puerto del Rosario y otro en Corralejo. En esos dos lugares, los grupos de Cáritas han abierto servicios específicos para las personas sin hogar. En Corralejo atendemos a unas 15 personas y en Puerto del Rosario en torno a unas 20. Es un colectivo invisible. Hay gente que duerme en un banco o en la playa. En 2014 hicimos un análisis de esa realidad entre las personas que se acercaban a nuestros grupos de Cáritas y calculamos en torno a unas 150. Me imagino que ese número habrá aumentado, sobre todo, por no existir un recurso público en Fuerteventura específico para las personas sin techo.

- No es comprensible que aún no exista un albergue, respaldado por una institución pública en Fuerteventura, para acoger a estas personas...

- Desde Cáritas se intenta apoyar a estas personas, pero realmente la responsabilidad recae en los servicios sociales municipales. En noviembre, celebramos desde Cáritas el día de las personas sin hogar y una de las reivindicaciones que siempre hemos hecho en la Isla es que exista un recurso público que pueda acoger a estas personas. Nosotros hemos hecho un proyecto orientado no sólo a cubrir las necesidades básicas como alimentación o higiene sino también a intentar promocionar a estas personas en coordinación con los recursos sociales. Es una responsabilidad política que haya un albergue en Fuerteventura

- ¿Cuál es la principal demanda de Cáritas en Fuerteventura?

- La principal necesidad es más voluntariado que pueda apoyar los distintitos grupos. Tenemos un voluntariado de mediana y mayor edad que tiene otros compromisos en la vida como la familia y el trabajo. Ahora mismo contamos con 33 voluntarios en Fuerteventura. En la asamblea de principios de curso nos marcamos el reto de seguir incorporando nuevo voluntariado a las Cáritas parroquiales. Ha habido nuevas incorporaciones, aunque ese voluntario nuevo no se incorpora a una tarea sino que pasa por un proceso formativo que ayuda a situar a la persona en Cáritas y conocer cómo trabajamos.

- ¿Cómo valora la donación de Amancio Ortega a Sanidad?

- Yo, sin despreciar la generosidad de nadie ya que toda la aportación es bien recibida, creo que la responsabilidad de sostener la sanidad pública no es de la donación de Amancio Ortega sino de la Administración Pública. Ojalá las administraciones pusieran todo lo que está en sus manos para buscar los mecanismos para que la sanidad pública sea digna, de calidad y llegue a todas las personas. No nos podemos quedar contentos porque Amancio Ortega donó tantos millones, sino reivindicar también el derecho que tenemos.

- ¿De dónde proceden las ayudas que recibe Cáritas Fuerteventura?

- Ahora mismo la mayor parte proviene de la colecta del primer domingo de mes, que se realiza en todas las parroquias y que pasa a formar parte del Fondo Común Arciprestal. Hay que resaltar que, incluso, en tiempos de crisis económica no descienden las recolectas en Cáritas.

- ¿Cuál pude ser la solución para eliminar la exclusión social?

- Una de las propuestas es el trabajo en red. Todos los recursos, sobre todo públicos, que existen en la Isla y que es donde está la responsabilidad y se generan los derechos tienen que tener un compromiso serio y coherente con la realidad que se vive en Fuerteventura. Todo no puede ser soltar una subvención. Debe haber un compromiso más allá de dar una subvención, que sea fuerte y directo. Las administraciones tendrían que ponerse un poco más las pilas y fomentar las políticas sociales para que lleguen y ayuden a las necesidades reales que tiene la gente. Primero deben hacer un esfuerzo para conocer las necesidades reales y luego intentar que esas decisiones que se van tomando repercutan directamente en las personas. Uno de los problemas es que no hay políticas sociales eficaces que ayuden a la gente en Fuerteventura. Muchas veces las cosas se quedan en papel, pero hay una realidad como en el caso de la vivienda donde hay un alquiler vacacional y donde en zonas como Corralejo el alquiler cuesta mil euros, ¿quién se lo puede permitir?

1 Comentarios

ES incuestionable, la labor que desarrolla Cáritas, en cualquier ámbito bien sea municipal, como nacional y que haya partidos políticos que critiquen a la iglesia como Pablo Iglesias,y perdonen la redundancia, es que no lo entiendo, Mi enhorabuena por contribuir de manera voluntaria durante todos los días del año, a que los más vulnerables de nuestra sociedad puedan contar al menos con una comida al día, a un techo, a los pagos de luz, agua, alquiler, etc. Desde luego que desconocimiento parecen tener los políticos sobre lo que debe de ser la justicia social, la libertad y la igualdad, aunque siempre las estén abanderando.

Añadir nuevo comentario